Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 24 de octubre de 2010

Entrenos de invierno

Los domingos se están convirtiendo en salidas duras en las que me tengo que esforzar al 100% para no descolgarme del grupo, hoy la salida era a las 8 como de costumbre en estas fechas. Hemos empezado a rodar dirección mataró a buen ritmo para poder ir dando ritmo a las piernas, por cierto aun me falta aprender a rodar a 30 km/h con el plato pequeño no entiendo como algunos lo consiguen pero es la mejor manera de poner apunto las piernas para lo que nos viene, aunque no se ha empezado muy fuerte mientras calentábamos nos han adelantado unos dimonis de badalona y como a la gente le gusta muy poco que nos adelanten les hemos cogido rueda hasta que alguien ha decidido que iban muy lentos, los dimonis eran unos 4 y el ritmo ha empezado a aumentar, por mataró hemos descolgado a uno, mas tarde entre caldes, arenys y canet hemos ido descolgando uno a uno a todos los integrantes, aunque no entiendo porque se pican si van en grupo lo normal es que aflojen un poco ya que al final han quedado todos desperdigados por la carretera por lo menos espero que hayan coincidido en el almuerzo, en uno de estos tramos también se nos han unido otros ciclistas y como no sabemos hacer otra cosa también los hemos descolgado, yo he conseguido aguantar casi hasta el final, en sant pol de mar un poco antes de calella me he descolgado, y no me extraña, os dejo el track cortado entre masnou y calella, una media de 35 km/h, velocidad máxima 46 y os puedo asegurar que no ha sido en bajada ya que aprovechas para respirar un poco después del esfuerzo.


Una vez hecho este tramo nos hemos ido al bar un poco pronto ya que son las 9:30, claro si apretamos llegamos antes a desayunar, y así ha sido, no había nadie en el bar, poco a poco se ha llenado y se ha saturado porque son pocos empleados, hemos estado una hora y media para comernos un bocata y un café. Pero el bocata de xapata excelente.

Al salir del bar hemos vuelto por el pollastre, una carretera que conecta alella por el interior con mataró, nada muy duro pero es un sube baja de varios kilómetros, en las subidas aun me sobra mucho peso y no puedo coger el ritmo del pelotón, me dedico a hacer lo que toca en esta temporada concentrarme en mis pulsaciones sin pasar el umbral aeróbico manteniendo una cadencia de 80 a 100 ppm, pero como he salido del bar de los primeros en mataró consigo coger al grupo y vuelta tranquila por la nII hasta badalona.

Estas salidas en las que el grupo va estirando de mi está haciendo sus efectos, en cuestión de tres salidas noto una mejoría importante incluso mejor que ir solo, porque te parece que das el 100% pero en realidad no es así ya que hace falta ese empujón extra que sale de tus adentros y saca esa última fuerza que el cuerpo se resiste a soltar y quedarse para sí y al soltarla es cuando recuperas un poco mas para la siguiente salida.

La ruta completa: aunque no hagáis mucho caso del desnivel ya que a la altura de mataró la bicicleta ha pasado a ser acuática, nunca me había pasado pero hoy se le ha ido la castaña al GPS.

domingo, 17 de octubre de 2010

Veneno en las piernas

De momento continuo en mi tónica de salir con el grupo de carretera para preparar de la mejor manera la próxima temporada y poder estar al 100% para hacer los retos que me he propuesto para 2011, voy saliendo con ellos porque en teoría se ha acabado la temporada y se debería ir disminuyendo la largada e ir con mas cadencia y menos forzado, pero nada mas lejos de la realidad.


Hoy hemos quedado a las 8 para ir a can reverter en pineda de mar, la ruta en principio es plana y a mi me debería ir bien porque llaneando me defiendo bien y puedo ir a buen ritmo, salimos a las 8 y cinco y nos llama un compañero que se ha equivocado de sitio y continuamos rodando pero a 17 km/h para darle tiempo para que nos coja, para mi es un alivio porque así da tiempo a calentar un poco las piernas, mientras vamos rodando por la N-II nos adelantan varios grupos de ciclistas entre ellos los del betulo, que hice una salida con ellos pero al final no he salido más porque van de almuerzo rollo entrecot y patatas y copa... y cada domingo 15 eurazos en una comida cuando estamos toda la semana a régimen no lo veo muy sensato, aunque sin embargo sería mi grupo ideal porque con ellos voy por el medio del pelotón y no el último como con este último grupo, pero bueno si no te aprietan tampoco aprietas todo lo que puedes.


Una vez llega el chico que esperamos la cosa cambia y bastante, se empieza a pretar y subimos el ritmo 35 km/h rodando en pelotón en poco tiempo nos comemos a todos los grupos que nos han pasado, anteriormente, a ratos se baja un poco el ritmo, todos sabemos donde se va a atacar, sabemos que la chispa saltará de un momento a otro, te pones nervioso porque no quieres perder rueda y quedarte en el camino. De vez en cuando se pega un pequeño tirón y luego se frena, así vamos comiendo kilómetros, cuando se ve al fondo el primer repechón, lo piensas, seguro que es ahí donde saltará la chispa... continuamos rodando rápido sobre los 33, 35 km/h todos juntos, se termina la bajada, empieza un poco de subida y alguien se pone de pie y el de atrás, y el otro... todos empujando llegamos a alcanzar los 42, 45 km/h llaneando antes de la subida y cuando empieza cojo rueda y no dejo de apretar, subo marchas para no perder cadencia, consigo mantenerme en el pelotón subiendo rampas a mas de 30 por hora, menos mal que son las rampas de la costa y son muy cortas, al llegar arriba aflojo, respiro, bajo piñones y continuo a rueda, por fin bajada, continuo respirando hay que recuperar hasta la próxima... así he ido aguantando todos los tirones hasta el almuerzo en pineda de mar.


Cuando salimos del restaurante parece que con el estómago lleno cuesta arrancar, los dos primeros saltan, como a menudo voy de los últimos decido no perder oportunidades y me cuesta mi esfuerzo pero consigo ponerme a rueda, una vez ahí descanso un poco del esfuerzo, rodamos a 36, 37 voy cómodo y me estoy aprovechando de ellos, quiero poner mi granito de arena ya que estamos volviendo y no me preocupa quedarme sin fuerzas, decido apretar y devolverles el esfuerzo que me han ahorrado, me pongo en cabeza abriendo el aire y rodando a 40 quizás no debería haber apretado tanto pero no me preocupa me siguen y así durante unos minutos, al llegar a la rotonda me abro para que pasen y continúen ellos, les cojo rueda pero en el repechon me quedo y voy perdiendo fuelle, se alejan ya están muy lejos y no llego a ellos pero como es el primer grupo ya cojeré rueda del siguiente, cuando pasa el segundo me pasan tan rápido que no me da tiempo a engancharme, con el tercero no me pasa estoy mas atento y les cojo y me pongo unos cuantos kilómetros rodando con ellos, entrando a relevos y colaborando lo máximo posible hasta que aguante, pero como antes al llegar al repechón mis piernas acusan los esfuerzos y vuelvo a perder rueda pero aún hay mas gente detrás pero no llegan a cogerme, los que me han pasado se van y no los vuelvo a ver en toda la salida.


Al llegar a mataró damos media vuelta carles y yo, para ir en busca de los que están detrás que se han quedado con las chicas, resulta que se acoplan a un pelotón y no nos damos cuenta, continuamos retrocediendo hasta encontrar a las chicas y desde mataró las hemos acompañado a su ritmo que hoy ya hemos hecho nuestro trabajo incluso mas ya que no deberíamos rodar así a estas alturas de año, por eso he titulado el post veneno en las piernas porque a veces es incontrolable hay ganas de apretar y hay ganas de no perder el grupo hay ganas de estar ahí, las piernas quieren mas y mas....

domingo, 10 de octubre de 2010

Trinxa 10/10/10

Todo empezó una plácida tarde cuando estaba tranquilamente delante del ordenador y recibo la noticia de que Julio se apunta a la trinxacadenes,  me avisa de que con el precio entra una camiseta técnica y unos manguitos, no hace falta hacer muchos números para darse cuenta  de que si la pedalada son 15 euros pues la verdad que sale a cuenta y es una de las míticas pedaladas bien conocidas por su exigencia y diversión en las bajadas, entonces entro a mirar en la web de la trinxa cuantas inscripciones quedan aun y veo que el límite son 600 inscripciones y van por el 560 mas o menos, entonces no me lo pienso mas y me apunto sin consultar mi agenda, julio por disponibilidad de tiempo se apuntó a la corta que eran unos 15 km, a mi me da miedo quedarme corto y me apunto a la larga, una vez hecha la inscripción me busco en la lista y no aparezco, me vuelvo a buscar con mas calma y tengo el dorsal 288, tanta prisa para nada ya que los apuntados a la corta empezaban a repartir dorsales en el 500 por eso parecía que estaba apunto de llegar al límite de participantes.


Hasta aquí todo parece normal pero cuando consulto mi agenda me doy cuenta que el día antes es la subida al turó de l'home, empieza a caerme la gota de sudor frío por la frente y empiezo a divagar, donde me he metido? como me lo voy a montar? ya responderán mis piernas? y si no voy?


Para complicarlo todo un poco mas se anuncian lluvias para el día de la trinxa, empiezo rezar, quizás la anulan y me dan los regalos que al fin y al cabo era por lo que me había enganchado. Cuando suena el despertador el domingo puedo oir la lluvia en el exterior cayendo con fuerza, no se que hacer al final me visto de romano y monto la bici en el coche parece que llueve menos, llego a montornès donde había quedado con julio y llueve a mares, lo llamo y le pregunto si ha visto la que esta cayendo, decidimos acercarnos a la cursa y haber que pasa. Cuando llegamos a Vallromanes ya casi no llueve, quizás tenga suerte y si con el dorsal me dan los regalos me voy para casa y paso de sufrir. Pero no es así y me dan mi dorsal, si queremos los regalitos nos lo tendremos que ganar.


Empieza la cursa y empezamos por unas rampas bastante fuertes, mis piernas no responden bien e intento en medio de la muchedumbre coger mi ritmo sin forzar subimos durante un buen rato y me sorprendo de que puedo ir sorteando la subida mejor de lo que pensaba, empezamos a bajar por caminos estrechos con un poco de barro y después mas subidas, hasta llegar a un tramo de pista bastante rodador pero no puedo ni rodar a buen ritmo, me limito a poner el gas al mínimo para poder avanzar sin subirme de pulsaciones ni cargar mas las piernas, al poco rato veo un maillot de BTT zona alta y decido probar suerte para saber si es Sergio grito su nombre y bingo!! sí que es hacía varios años que no nos veíamos y me he hecho ilusión por fin haber coincidido con él en una pedalada ya que en la portals no nos pudimos ver. Ahora toca un tramo de corriol técnico de subida, el barro se pega y cuesta mas de lo normal cuando se pone muy dificil pongo pie a tierra, no pasa nada, no vengo a hacer tiempo e intento, dentro de mi sufrimiento, disfrutar la pedalada en la medida de lo posible, por fin llegamos al avituallamiento y me lo tomo con calma incluso se podría decir que he desayunado en el avituallamiento con donut incluido. 


Aun nos quedaban unos cuantos kilómetros para terminar la corta ya que la larga hoy no era factible, al poco de salir del avituallamiento han empezado una serie de corriols muy rápidos y bonitos, después un poco mas de subida y trialeras de bajada técnicas pero ciclables y mas adelante bajadas con barro negro que daba igual si girabas o no la rueda, la bicicleta bajaba por inercia propia, como si tuviera vida por si misma, y para rematar los últimos kilómetros mas corriol de subida donde hemos coincidido con los de la larga y se ha pasado bastante mal ya que la diferencia de velocidades es muy grande, a mi un poco mas y me tiran en una trialera y otro compañero se ha caído porque te van apretando por detrás y te ponen mas nervioso y lo inevitable sucede. Al finalizar nos han dado nuestro premio entonces ha empezado a llover y en cuanto he terminado la butifarra me he ido corriendo.


En fin, ha valido la pena hacer el sacrificio, la trinxa se ha ganado el nombre que lleva, pero sobretodo he podido disfrutar de unos senderos embarrados que siempre ayudan a recordar el espíritu del niño que disfruta embarrándose sin complejos por el solo hecho de estar disfrutando de lo que esta haciendo.


Preparado para salir


En la meta con las gafas empañadas y un poco mas sucio.

En plena acción con cara de asqueado porque no veia nada através de las gafas


sábado, 9 de octubre de 2010

Turó de l'home '10

Este año tenía muchas ganas de hacer esta subida a tan magnífico y mítico puerto de catalunya con los compañeros del btt badalona, por desgracia el dia que hacían esta salida, que realizan una vez al año, no me coincidía bien por la marcha valbuena y quería ir a hacer tiempo y si el día anterior hacía una ruta de estas características no podría exprimirme todo lo que yo quería, aunque al final no pasé el corte de la marcha por diez minutos y me quedé con ganas de mas bici pero eso es parte de otra historia.... pero como no hay mal que por bien no venga el dia anterior llovió mucho y al final se anuló la salida, pero algunos fueron igualmente y tuvieron suerte de no pillar lluvia pese a las predicciones pero el "daño" ya estaba hecho y de los 75 participantes iniciales se quedó en 40 y para arreglar un poco el entuerto se ha organizado otro subida al turó y para hacerla diferente se ha hecho del revés, desde Sant Celoni al turó y vuelta a Badalona. Por cierto ha sido un placer volver a coincidir con el sr. Joan.


Una vez hecha una primera explicación del contexto vamos al lío que es lo interesante. Para esta salida nos habíamos apuntado 16 personas al final hemos salido 15. A las 6:15 nos presentamos los de badalona en la estación y cogemos el tren dirección sant celoni, llegamos un poco antes de las 8 y a los pocos minutos llegan los llorones a la misma estación, de momento empezamos bien, después de algunas presentaciones salimos un poco mas tarde de las 8 por las calles de sant celoni a buscar la pista que sube hacia el turó, los primeros kilómetros son llanos con un poco de pendiente, ideales para ir cogiendo temperatura en las piernas .


Las primeras imágenes del turó



Sobre el kilómetro 8 o 10 empiezan unos rampotes con piedra suelta que tiran al suelo a mas de uno, pero acabamos de empezar y aun hay fuerzas para ir superando estos repechos cada uno a su ritmo pero los primeros se van parando para ir agrupando. Sobre el kilómetro 15 termina la fuerte subida y empieza un camino de pista ancha que nunca para de subir ,bastante cansino ya que parece que no sea empinado pero te va cargando y cargando.

Parada de reagrupamiento y para recuperar fuerzas


En el kilómetro 20 llegamos al mirador, donde parece que ya estemos a punto de coronar.

Vistas impresionantes desde el mirador

 



Nada mas lejos de la realidad, desde el mirador faltan 6 kilómetros de asfalto en bastante mal estado que nos agotan las fuerzas, lo que es increíble es la diferencia de temperatura entre aquí y la cima. Una imagen vale mas que mil palabras.


Foto de grupo bien abrigados antes de bajar.


La bajada es rapidísima, yo he llegado a ver 65 en mi cuentakilómetros, pero es normal hemos tardado 4 horas en coronar los 26 kilómetros de subida al turó y para bajar una media hora. Al bajar hemos pasado por mosqueroles y hemos rellenado los bidones de agua que ya estaban secos y aprovechado para comer algo, lo mas duro esta por venir aunque en nuestra mente nos parezca lo contrario, el turó es duró y largo pero a tu ritmo se deja hacer, pero lo que no sabíamos era la subida que nos esperaba parta subir al corredor, una subida muy larga con unos repechos que estoy seguro algunos llegaban al 20% en eso tramo alguno ha empezado a perder fuelle, ya eran las dos de la tarde y las horas van pasando y pesando sobre las piernas, a las 4 de la tarde llegábamos al corredor donde un bocata de tortilla y unas cocacolas nos han devuelto a la vida.




En este punto un compañero nos ha dicho adios ya que estaba refriado y iba a peor, los otros hemos continuado bajando por pista con bastante buen ritmo, hasta llegar a un punto donde hemos cogido una trialera de subida bastante técnica que a mi personalmente me ha tocado bastante ya que la explosión en mis piernas ya era nula, sobre las 6 de la tarde cruzábamos por la font de cera y un poco mas adelante hemos cogido otro tramito técnico, se ha convertido en un suplicio, las piernas ya no daban para mas pero se continuaban moviendo, ya llevan haciendo lo mismo mas de 10 horas, van solas como autómatas, las subidas se hacen mucho mas duras de lo que son pero esa zona ya la conozco y cada vez queda menos para llegar a casa, por fin llegamos a nou pins a las 19:00 hay se decide bajar por la conrería porque nos quedamos sin luz y el depósito esta a un mundo, creo que es la mejor decisión que se podía haber tomado ya solo que da dejarse caer hasta casa y para rematar la faena un frankfurt y una cerveza en el leroy merlin!!


Hugo nos ha hecho este estupendo video con el archivo fotográfico, gracias.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Nacimiento de un blog

Ya comencé un blog en su día, pero dada la dificultad para configurarlo y la complejidad para subir imágenes etc... he decidido crear este nuevo blog. Como podéis ver en la imagen de fondo, el objetivo del mismo es poder llegar a las cimas mas altas, mas grandes y poder hacer partícipe a otras personas de mis sensaciones y, porque no, poder motivar a terceros a que se propongan llegar conmigo a esas cumbres que dominan los cielos. 

Como primer post os voy a relatar un poco mi vida sobre la bici en unas lineas, para que los que no me conocéis podáis saber algo mas sobre mí. Empezaré por el principio, me llamo Jordi y hace unos 3 años que soy un gran amante de la bici, soy una persona que necesita de hobbys y quehaceres para dar un poco mas de sentido a mi vida. 

Quien no ha tenido una bici? todos hemos tenido bici antes o después, aun recuerdo mi orbea bh en la que aprendí a mantener el equilibrio, mas tarde en la adolescencia volví a montar y me rompí un brazo pasaron unos años y con 18 años volví a coger la bici con un grupo de amigos pero como no se cuajó un grupo sólido quedó en el olvido, hasta los 25 años que mi mujer me regaló una bici y decidí ponerme en forma ya que en unos años engordé un montón, pero iluso de mi me compré una bici como el que se compra un juguete no sabía ni para qué la quería, en definitiva que tenia una bici de una talla mas grande de lo que me tocaba, al cabo de tres años de haber salido tímidamente con ella decido empezar en serio con el ejercicio y empiezo a meterme en este mundillo hasta que decido que ya toca comprarse una bici para mis medidas y empezar a hacer alguna pedalada para conocer mundo. Es a finales de 2008 cuando adquiero mi cube attention y empiezo a hacer pedaladas a hacer dieta, me compro un pulsómetro y empiezo a entrenar con un poco de sentido. Como una buena foto no hay nada, este soy yo en 2009 haciendo mi primera pedalada, evidentemente la corta de 15 km.


Un año después este soy yo haciendo la selènika 2010 con un total de 108 km y 2700 metros de desnivel acumulado.
Y espero poder contaros el año que viene como he finalizado la quebrantahuesos, los 10000 del soplao, la iratí extrem.... y muchas mas!!!

Saludos