Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Selènika 2011

Este año he vuelto a ser selénico, he vuelto a transfigurar me por unas horas en un ser de otro planeta al igual que otros 1300 coetáneos mas, porque esta claro que la selènika no deja indiferente a nadie, se respira un ambiente totalmente distinto al de otras marchas y es que no me extraña porque el recorrido es totalmente diferente y al variar año tras año continua manteniendo la magia de la incógnita sobre que nos deparará el recorrido. 



Y este año ese ha sido mi error, sabía como fue la edición del año anterior, y el perfil parecía muy parecido, subida durante la primera mitad y bajada con rampa final en la segunda, así de sencillo. Así que en la línea de meta ya voy mentalizándome de como será la marcha y de como repartir los esfuerzos, también asistí sin mochila y con una botella en el portabidón me parecía suficiente combinado con los avituallamientos, ya que quería bajar el tiempo del año pasado y sabía a lo que me enfrentaba.



La marcha empieza bien, con muchos nervios y es la primera marcha en la que he visto una caída antes de cruzar la meta y es que el ímpetu "obligó" a un biker a tirarse por un terraplén para avanzar puestos en el pelotón como si no tuviera 100km por delante para encontrar su lugar... Por lo general se sale tranquilo intentando buscar cada uno su sitio, se empezó con una subida suave donde alguno se quedaba un poco pero llegamos a un pequeño estrechamiento y pequeño tapón, se continua subiendo sostenido y se vuelve a bajar, los primeros kilómetros son muy tranquilos y los hago en la primera hora, y voy muy bien alternado llanos de plato con algún repechito. Poco a poco se ve endureciendo la subida hasta que pasamos el lugar de la foto y el primer avituallamiento, como hemos salido fresquitos a doce grados casi no he bebido aunque me he tenido que quitar las gafas para evitar la humedad, y como llevo el bidón entero continuo sin pararme, a partir de aquí la cosa se pone muy cuesta arriba y empiezo a notar una moléstia en el gemelo derecho, voy subiendo a mi ritmo hasta el castell de boixadors donde muchos nos tenemos que bajar de la bici para subir algunas rampas, allí tenemos el segundo avituallamiento donde esta vez sí aprovecho para beber y comer algo y rellenar bidón, entonces pienso que solo queda subir un poco y para abajo y selénika casi completada... así que salgo y continuamos subiendo y que subidas... no se terminan nunca, cada vez me duele mas el gemelo pero continuo sin forzar demasiado ya queda poco para bajar, y al poco rato empieza la bajada pero muy rompepiernas, alterna bajada con rampas bastante pronunciadas, así continuo hasta el tercer avituallamiento donde pido que me pongan reflex y vuelvo a rellenar provisiones, en teoría toco bajar mucho pero los constantes repechos parecen interminables, llego al cuarto avituallamiento y allí vuelvo a rellenar a tope, el calor aprieta de lo lindo y voy justo con un bidón.

Allí empieza la última subida de 10 kilómetros, la pierna cada vez me duele mas y no puedo forzar mucho pero voy haciendo camino, un camino interminable, cada vez bebo mas líquido hasta que me quedo sín, ya he pasado los 10 km pero el recorrido rompepiernas y el dolor no me dejan tranquilo llevo ya 100 km pero no parece que navarcles esté cerca y continuo... por fin a lo lejos veo el pueblo y poco a poco voy llegando, subo la rampa de navarcles totalmente seco se me pega la boca y me cuesta respirar por la garganta seca. por fin llego a meta con 7h 59'. Contento por haver bajado el tiempo del año pasado y con malas sensaciones. 

Y es que la moraleja es muy clara nunca se puede sobrestimar una selènika por muy estudiado que lo lleves y muchos datos que tengas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario